Agencia

El vinagre es uno de los productos que suele encontrarse en la alacena del hogar. Los más comunes son el vinagre blanco y el vinagre de sidra de manzana, mientras que en los últimos años se ha dado a conocer el vinagre de coco. Este último es originario de Filipinas, donde lo llaman Suka ng niyog y se obtiene mediante un proceso de fermentación, al igual que el vinagre de manzana o los balsámicos.

De acuerdo con la revista española ¡Hola!, el vinagre de coco no se obtiene con el agua del coco sino con la savia de los cocoteros, conocida como tuba. Por lo anterior, es importante que a la hora de comprar el vinagre de coco en la etiqueta diga que proviene de la savia, pues de otro modo no cumplirá su función de aportar bienestar, salud y belleza al organismo.

Sus beneficios son muchos, al igual que sus usos. Contiene vitaminas, minerales y aminoácidos que contribuyen al mejoramiento tanto de la salud corporal como la estética que tanto preocupa a muchos.

La savia para elaborar el vinagre de coco se extrae de las copas de los cocoteros, es decir, de la parte más alta de la planta, donde nacen los cocos y la flores. En el proceso, se coloca una botella o un contenedor en en el tronco de la planta y se extrae, así como se hace con el agua de abedul. ¡Hola! explica que esta savia se fermenta de 45 a 60 días –a veces puede fermentarse durante años– de forma directa, sin un proceso de filtración o de cocción.

El proceso en mención permite las variaciones que pueda tener el vinagre en lo que refiere a su color, pues parte de tonos claros y puede llegar a tomar un marrón más intenso. Su coloración depende de la maduración y el enturbamiento que tome la savia, los cuales pueden provocar que se formen depósitos al fonto del recipiente donde esté contenido, una característica prominente del buen vinagre de coco. El medio español destaca que la savia del coco tiene muy poco índice glucémico y un Ph casi neutro.

Beneficios del aceite de coco

La savia para elaborar el vinagre de coco se extrae de las copas de los cocoteros, es decir, de la parte más alta de la planta, donde nacen los cocos y la flores.

El portal orientado a la salud y el bienestar MejorConSalud explica que la savia del coco es rica en aminoácidos esenciales, vitaminas B, C, probióticos y prebióticos. Asimismo, es abundante en minerales como fósforo, boro, cobre, potasio, hierro, azufre, zinc y manganeso.

En ese orden de ideas, el vinagre de coco surte un sinnúmero de beneficios para la salud. En primer lugar, se recomienda su consumo para las personas diabéticas, debido a sus bajos niveles de azúcar. Además, contribuye para bajar de peso, toda vez que con su ingesta el apetito disminuye. Sumado a lo anterior, es rico en ácido acético el cual tiene un efecto saciante para el organismo, contribuyendo a la pérdida de peso.

El vinagre de coco contiene probióticos y enzimas que favorecen la digestión. También ayuda a mejorar el sistema inmune y contribuye en el tratamiento de la heridas, gracias a sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas.

Los beneficios de este vinagre no llegan hasta ahí, los procesos metabólicos que generan hemoglobina mejoran debido a su alta concentración de aminoácidos y la presión arterial puede ser controlada gracias a los minerales que contiene, mejorando la salud del corazón.

En lo que refiere a la estética, el vinagre de coco ayuda tanto para la salud del cabello como de la piel. Aplicar vinagre de coco en el cabello y dejar que actúe durante 20 minutos, para después lavarlo como de costumbre, mejorará el volumen y el brillo del cabello.

En lo que refiere a sus bondades para el cuidado de la piel facial, el vinagre de coco es un tónico ideal para las pieles grasas; mediante su aplicación y uso constante, puede ayudar a frenar el envejecimiento y mejorar la apariencia de la piel.

A la vez, se puede humedecer una bolita de algodón con un poco de vinagre de coco y realizar masajes circulares en la zona inferior de los ojos para ayudar a reducir las ojeras, pues mejora la circulación. En lo que refiere al tratamiento de las espinillas –puntos negros– y el acné, este tipo de vinagre ayuda a combatirlos, ayudando a la vez a disminuir las cicatrices que ha dejado el acné.

Sirve para aclarar las manchas en la piel, eliminar las impurezas y las arrugas cuando es aplicado como tónico. En las noches se pueden verter una cucharada de vinagre de coco y una cucharada de agua en un recipiente, se mezclan y luego, con la ayuda de una bolita de algodón se esparce sobre todo el rostro para limpiarlo de impurezas.

Comparte esta noticia