Agencia

Muchas estarán desesperadas por poder hacerse una pedicura con su experto que les deja los pies bellos y arreglados, pues ya no será necesario. Aquí te contamos cómo hacerlo tú misma usando estas sencillas herramientas que todos tenemos en casa.

Pedicura caseraRemojo

Este es el primer paso de la pedicura, y uno de los más importantes. Ya que al remojar tus pies toda la cutícula y piel muerta del área se suavizará, ayudándote a removerla con facilidad. Debes colocar tus pies dentro de un recipiente con agua tibia por 15 minutos aproximadamente. Le puedes añadir al agua tu esencia preferidas, un poco de sal marina o pétalos de rosas.

Exfoliación

Elimina el exceso de humedad de tus pies y exfolia con productos químicos, o puedes prepara tus propios exfoliantes caseros. Estos últimos serán tan efectivos como los productos comerciales. Aplícalo sobre tus pies masajeando con movimientos circulares, dando mayor énfasis en el área de los talones.

Frotar

Para este paso se suele usar un cepillo para uñas, pero de no tenerlo puedes usar un cepillo de dientes o cualquier otro cepillo de cerdas suaves. Frótalo por toda el área de las uñas con suavidad para eliminar las células muertas.

Elimina cutícula

Luego de frotar tus uñas, introduce nuevamente tus pies en agua tibia. Déjala actuar 5 minutos y procedes a eliminar la cutícula que crece en la base de cada una. Para este paso puedes utilizar un palito de naranjo. Si no dispones de uno, lo puedes sustituirlo con un palito de helado o usando las herramientas complementarias del cortaúñas.

Quitar callosidades

Una vez que la piel del pie está blanda, debemos limar bien las durezas y callosidades usando una piedra pómez. Puedes sustituir la piedra por una mezcla de azúcar con miel o triturar las cáscaras de los frutos secos como nueces y almendras. Mezcla con un poco de exfoliante natural, y frotar en tus pies.

Limar

Asegúrate de cortar tus uñas con un cortaúñas y limarlas con la forma de tu preferencia. Te recomendamos que no le des aspecto redondo, ya que podrían lastimas la piel a medida que van creciendo.

Hidratación

Con los pies secos, aplica una buena cantidad de crema hidratante especial para los pies. Para una hidratación más profunda puedes colocar vaselina en el área de los talones o donde presentes callos. Colócate unas medias de algodón o bolsas plásticas por un par de horas y dejar que haga su efecto. También puedes dejarlo toda la noche; a la mañana siguiente la vaselina se habrá absorbido en su totalidad.

Comparte esta noticia