Agencia

“La Miopía es un vicio refractivo (cambio de dirección de los rayos de luz). Es un trastorno del enfoque del ojo del tipo esférico; en  el cual los ases de luz llegan en un punto por delante de la retina, la luz se forma -pero de manera distorsionada- por que no llegan en el punto de la retina que deben llegar”. 

Quien nos explica, en qué consiste la Miopía, es el doctor Alexander Rabinovich, Jefe del Servicio de Oftalmología del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM).

Ser miope es una de las más frecuentes afecciones del sentido de la vista; de allí la importancia de su cuidado y prevención, desde la más tierna infancia.

Prosiguió el especialista señalando datos importantes, “antes de hablar, qué es la miopía sería prudente definir ¿qué es una refracción? La refracción es una propiedad de la física, en la cual un haz de luz -al atravesar un medio transparente- se desvía de su dirección y velocidad; y luego la recobra otra vez. Es importante aclarar esto, porque el ojo tiene medios transparentes y la luz pasa por ellos, produciendo refracción de la luz y llegando a un punto en la retina que nos permite una visión adecuada”, destacó.

El síntoma principal de la miopía es la visión borrosa de lejos. Debido a ello, en ocasiones, los miopes realizan el gesto de cerrar parcialmente el ojo, forzándolo para intentar ver mejor “se caracteriza  por una dificultad para la visión lejana, los miopes pueden ver bien de cerca -pero al acomodar la visión para una vista lejana- esta se distorsiona, cuando existe dificultad para la visión lejana hay otros síntomas asociados como: mareos y dolores de cabeza por el esfuerzo que debe hacer la persona para tratar de enfocar, ese objeto lejano que no logra ver bien”, señaló.

La miopía se puede tratar con lentes adaptados, de contacto o mediante cirugía y  se diagnóstica con un examen oftalmológico.

“La miopía se corrige con un tipo de lentes denominados: lentes esféricos negativos. Las personas miopes, tienen dentro de las fisiopatología de la enfermedad, un poder de acomodación excesivo y los lentes para corregir la miopía, son lentes que disminuyen ese poder de acomodación; es por eso que los lentes de los miopes son: -1, -2, -3 dependiendo del paciente, ese signo menos, que tiene el lente para corregir la miopía, significa la cantidad de poder que hay que restar a ese ojo para que la persona pueda ver bien; y esa medición se hace en la evaluación oftalmológica, que se le hace de rutina a todos los pacientes”, recalcó.

En igualdad de género 

La incidencia de la miopía es igual en hombres y mujeres; y lo cierto es que aquellas personas con familiares, que han padecido el problema, tienen más probabilidad de desarrollarlo “no hay una edad determinada para que una persona padezca de miopía, tenemos niños miopes, escolares miopes, adolescentes y adultos; consiste eso en una codificación genética, que cada organismo determina en qué momento de su vida va a aparecer la miopía, hay factores predisponentes,  si los padres son miopes aumentará la posibilidad que uno de los hijos sea miope y que aparezca de una forma más precoz”, dijo.   

La mayor parte de los ojos miopes se consideran sanos; aunque existe un porcentaje de pacientes que sufre degeneración de la retina. Además de estos casos, pueden darse otras complicaciones como el desprendimiento o degeneración de la retina. 

De allí lo valioso del chequeo de este importante órgano desde nuestra infancia, acudiendo al especialista en cuanto aprecie algún problema con este noble e importante sentido, que nos permite ver la vida.

Comparte esta noticia