Agencia

Un reciente estudio científico reveló que hacer al menos 30 minutos de ejercicio diario puede disminuir 31% las posibilidades de contraer la infección por COVID-19.

La investigación señaló que las posibilidades de morir a consecuencia de la enfermedad también pueden decrecer 37% si se realiza la carga de ejercicio diario.

El mismo estudio reflejó que el ejercicio físico puede ayudar a incrementar el efecto de la vacuna en las personas que reciben sus dosis.

Los resultados destacaron que las personas que se van a inmunizar contra el COVID-19 deben realizar ejercicio físico para garantizar que la vacuna pueda dar buenos resultados.

Los treinta minutos de ejercicio diario deben realizarse cinco días a la semana. De esta forma se aseguran al menos 150 minutos de ejercicio por semana.

Aumento en células inmunitarias

Otro descubrimiento importante del estudio tiene que ver con las células inmunitarias. Según los resultados, el ejercicio ayuda a incrementar estas células en el organismo.

Las células inmunitarias son las encargadas de pelear en la primera línea de batalla cuando el cuerpo está siendo atacado por alguna infección.

Comparte esta noticia