Agencia

La pérdida del sueño suele ser perjudicial para la salud al ocasionar enfermedades e incluso la muerte.
Un estudio publicado por  la revista “Nature” apunta que aquellas personas de mediana edad que duermen regularmente seis horas o menos por la noche, podrían tener más riesgo de padecer demencia en la medida que transcurre el tiempo.

Asimismo,   expertos de la Universidad de París han  analizado datos de un amplio estudio de seguimiento desarrollado por el University College London (Reino Unido) entre casi 8.000 adultos durante 25 años, denominado “Whitehall II”.

Posteriormente, los participantes registraron sus patrones de sueño y algunos llevaron pulseras de actividad nocturna para verificar la precisión de los datos generales.

Con los resultados  obtenidos en la investigación, los expertos consideraron que aquellos adultos entre los 50 y 60 años que duermen normalmente seis  horas, o menos que lo recomendado, tienen más riesgo de padecer demencia.

 De igual manera,  detectaron que  un  sueño  “de corta duración persistente” en personas de mediana y avanzada edad (entre 50 y 70 años) aumenta en un 30 % el riesgo de padecer demencia, al margen de otros factores de riesgo conocidos como el cardiometabólico o la salud mental.

Los expertos aseguran que es de vital importancia dormir las 8 horas para mantener una buena  salud mental, lo que plantea la posibilidad de que futuros estudios analicen si una mejora en ese sentido puede contribuir a la prevención de la demencia. 

Comparte esta noticia