Redacción vida

Los mitos con respecto a las hernias son muy variados; y poco ciertos, por años se ha dicho que las hernias explotan, cuando la realidad, es totalmente distinta. 

La doctora María Yajure, Jefa del Servicio de Cirugía General, del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) explica que las hernias más recurrentes son la umbilical e inguinal y se producen más frecuentemente en los hombres.

Las hernias se producen a causa del trabajo forzoso y por levantar muchos pesos, afectando los sitios donde hay mayor debilidad; como lo son el ombligo y la región inguinal, en las mujeres suelen aparecer cuando salen de un embarazo”, explicó

Señaló que el canal inguinal en los hombres se encuentra ubicado entre el abdomen y el escroto, por donde pasa el cordón espermático; en las mujeres se sitúa en el canal por donde pasa un ligamento que sostiene el útero en su sitio. 

Asimismo, la cirujana detalló los síntomas que se reflejan al momento de producirse una hernia: “Ocasionan muchas molestias, al principio, y a medida que van creciendo pueden causar mucho dolor y si se levanta peso este se acentúa, la persona siente molestias, dolor y llega un momento en el cual pueden sentir y notar las hernias”, describió.

¿Qué es una hernia?

Una hernia, es una abertura que se produce en la pared de un músculo; el cual generalmente mantiene a los órganos en su sitio, pueden encontrarse a menudo en el abdomen, en la zona de la ingle, en el área umbilical; o en cualquier parte donde se haya realizado alguna incisión. 

Existen varios tipos de hernias: la  inguinal que se produce en la ingle; la  umbilical que aparece en el ombligo; hernias epigástricas o ventrales, que se ubican entre el pecho y el ombligo; hernias del hiato, que ocurren en la abertura del diafragma y están también las hernias de incisión, que ocurren  posterior al lugar donde se realizó dicho corte.

Causas de las hernias

La Jefa de Cirugía General expone que “estas hernias se producen a causa del trabajo forzoso y por levantar pesos excesivos. Los sitios donde hay mayor debilidad son: el ombligo y en las mujeres, es la región  inguinal ,donde aparecen casi siempre cuando salen de un embarazo”, dijo.

Al primer síntoma, vaya al médico

Cuando una persona tiene una hernia inguinal,  puede que note una masa, en el lugar donde se une el muslo con la ingle; lo mismo sucede con la umbilical “generalmente en el examen físico que se realiza (luego del que paciente llega con los síntomas) podemos notar que el anillo umbilical está cerrado, pero al momento de palparlo, se ve que el orificio esta grande”, destacó la especialista. 

Por otra parte, excluyendo las hernias umbilicales de los niños, las hernias no se corrigen solas; siempre se debe consultar a un médico, ya que al pasar el tiempo la hernia puede crecer y empeorar.

“Una vez que se tiene una hernia, hay que operarse, una hernia que mida un centímetro o más debe ser operada. Del mismo modo, hay un concepto errado sobre el proceso de las hernias, ya que la gente cree que se revientan; pero no, las hernias no se revientan, ese proceso puede ser un cambio de color, una infección o un absceso”, advirtió.

Las hernias pueden ser mortales

De no atenderse a tiempo, las hernias pueden encarcelarse, esto sucede  cuando su contenido, no se puede devolver al abdomen.

“Cuando las hernias se encarcelan, generalmente se mete en el epiplón,  que es la grasa que está dentro del abdomen y esto causa dolor, puede provocar complicaciones potencialmente mortales”, dijo.

Prevenir una hernia es vital; sobretodo en las personas que alzan mucho peso, como por ejemplo: mecánicos y obreros, a los que se les recomienda que utilicen fajas; aunque una vez que la hernia está establecida debe operarse.

Comparte esta noticia