Agencia

Xiaomi ha presentado esta semana un nuevo sistema de carga rápida sorprendentemente rápido. Concretamente, es capaz de transmitir hasta 200 vatios de potencia por cable, lo que se traduce en una recarga completa de la batería en menos de diez minutos.

Para el anuncio, Xiaomi ha utilizado una versión modificada del Mi 11 Pro con una batería de 4.000 mAh. Por cable, la compañía ha logrado recargarla por completo en unos ocho minutos; inalámbricamente, la operación se ha completado en 15 minutos. En este último caso, la potencia máxima de este nuevo sistema es 120 vatios, 80 menos que al hacerlo por cable.

La compañía no ha revelado si esta tecnología de carga rápida llegará a algún smartphone en los próximos meses. No obstante, no sería una sorpresa que así fuera. El año pasado, Xiaomi presentó en sociedad el Mi 10 Ultra, con un sistema de carga rápida de 120 vatios que superaba ampliamente a la mayoría de productos de la competencia. Curiosamente, el Mi 11 Ultra, su sucesor, cuenta con un sistema de carga más lento (67 vatios).

Para poner en contexto estas cifras: el iPhone 12 Pro  admite, como máximo, 20 vatios de potencia. Y lo mismo sucede con el Galaxy S21 Ultra, que admite un máximo de 25 vatios. Es decir: el nuevo sistema de carga rápida de Xiaomi alcanza una potencia máxima ocho veces superior a la del Galaxy S21 Ultra (diez veces más si se compara con el iPhone 12 Pro)

Empresas chinas como Oppo, Huawei o Xiaomi han desarrollado a lo largo de los últimos años sistemas de carga rápida cada vez más veloces. Los beneficios de estas tecnologías son más que evidentes, aunque todavía existe cierto debate sobre el impacto que tienen estas tecnologías en la degradación de las baterías.

Evidentemente, los 200 vatios de potencia no son constantes. Como ocurre en todos los sistemas de carga rápida de la actualidad, los niveles de potencia decrecen progresivamente conforme la batería se va cargando. En el vídeo publicado por Xiaomi se puede ver cómo, una vez alcanzado el 50% de carga, el potenciometro situado junto al teléfono comienza a marcar cifras inferiores a 200 vatios. Lo mismo sucede cuando el teléfono carga inalámbricamente.

Comparte esta noticia