Agencia

Los filtros de Instagram son bastante comunes, pero: ¿qué ocurre cuando son utilizados por influencers que promocionan productos de belleza? Hay una línea ética que ya ha sido demarcada en Reino Unido.

La Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA por sus cifras en inglés) de Reino Unido indicaron que los filtros no pueden “exagerar los efectos cosméticos y de cuidado de la piel” de productos que son anunciados o vendidos en diferentes plataformas, incluidas las redes sociales.

Sanciones en respuesta a una campaña

La ASA advierte que quitará y prohibirá que estos tipos de anuncios vuelvan a ser publicados.

La influencer Sasha Pallari, de 29 años, impulsó la campaña #filterdrop denunciando sobre engaños a seguidores de personalidades de internet que compran productos recomendados.

A la vez, este tipo de publicaciones tienen efectos más allá del monetario. Pallari contó a la BBC que recibe mensajes todos los días de mujeres que sienten que no pueden igualar los estándares de belleza irreales mostrados en las redes sociales.

Tras la decisión, la ASA primero acudirá a las marcas responsables de las publicaciones, pero también buscará alianza con las redes sociales para poder eliminar este tipo de contenidos.

Comparte esta noticia