Agencia

El aparato desarrollado por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) recorrió 480 millones de kilómetros, ingresó a Marte a una velocidad de casi 20 mil km/h y aterrizó en una pieza.

Fue toda una proeza de la ingeniería espacial, pero ¿por qué un aparato tan sofisticado envió sus primeras imágenes con tan baja calidad?

La NASA compartió dos imágenes del sitio en el que se posicionó el Perseverance, en el cráter Jazero de Marte: “Hola Mundo. Mi primer vistazo a mi hogar para siempre”, decía en Twitter.

Las dos primeras imágenes enviadas por el Perseverance a la Tierra fueron tomadas por las Hazard Avoidance Cameras (HazCams), seis cámaras instaladas para monitorear el terreno.

Las HazCams detectan peligros en el camino delantero y trasero del robot, como rocas grandes, zanjas o dunas de arena. Los ingenieros también usan las HazCams frontales para ver dónde se puede mover el brazo robótico para hacer mediciones, tomar fotografías y recolectar muestras de roca y suelo”, explica la NASA. Al llegar al planeta, las cubiertas protectoras transparentes sobre estas cámaras todavía estaban colocadas, lo que afectan la resolución de las imágenes que captan.

Comparte esta noticia