Agencia

Ken Farley científico perteneciente al proyecto Marte 2020 de la NASA, que despegó de la tierra el pasado año en el mes de julio, desde la ciudad de Florida, anunció en recientes declaraciones que el nuevo Rover diseñado para ser enviado en esta misión, intentará aterrizar en la atmosfera del planeta rojo, este jueves para iniciar entre diversas investigaciones del proyecto, la búsqueda de rastros de vida extraterrestre.

Esta misión que despegó a mediados del 2020, lleva el que hasta la fecha se conoce, como el mas avanzado y moderno vehículo de investigación enviado a Marte, El Perseverance, el cual según lo indicado se dispondrá a aterrizar en la atmosfera de este planeta a través de una maniobra ultra peligrosa, que dará inicio a un proyecto programado por la estación de investigación, para ser llevado por varios años, dentro de lo que se encuentra el comienzo oficial de la búsqueda de vida antigua, en este lugar del universo.

Con un costo de 2 mil 400 millones invertidos para la misión y otros 300 estimados para el resto en operaciones, esta sonda espacial fue construida en en el legendario Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL), conocido por sus siglas en inglés, tiene un peso de una tonelada, se encuentra equipado con un brazo robótico de más de dos metros de largo, 19 cámaras y en esta ocasión, por primera vez, dos micrófonos diseñados para registrar cualquier sonido ambiente, para ayudar de forma más verídica a los propósitos del proyecto, el cual de llegar y aterrizar en las condiciones esperadas, se convertirá en el quinto Rover estadounidense en realizar este viaje desde 1997, estando en funcionamiento además del Curiosity, el cual aún está trabajando.

De acuerdo con la información brindada por Farley, el Rover Perseverance arribará a Marte, este jueves a las 20H30 GMT, en el que en sus propias palabras, será un aterrizaje emocionante y espectacular en el Cráter de Jezero, lugar que había sido considerado para la misión del Curiosity, pero debió ser descartado al tratarse de un sitio de alta peligrosidad para la investigación en ese entonces, cosa que con la tecnología que posee este nuevo robot, es ahora posible.

Logrando la esperada maniobra el Perseverance, procederá inmediatamente a enviar las primeras fotos de la superficie, que llegarán rápidamente en baja resolución, al igual que se esperan imágenes de video, incluyendo las que registren de manera detallada, la entrada en la atmósfera, aunque más tarde.

Objetivos del proyecto con el Perseverance

Este Rover al desplazarse más rápido que los anteriores, deberá recorrer, durante varios años, más de veinte kilómetros a través de diferentes entornos, siendo el primero el Delta, formado por un río que finalizaba en su momento en el lago de este sector, luego lo que sería su orilla y finalmente tendrá que escalar el borde del cráter, tomando en cada lugar un aproximado de 30 muestras en total, para ser analizadas posteriormente por los laboratorios más avanzados de la tierra, para buscar huellas o indicios microscópicos de organismos antiguos.

"No debemos esperar un diente fósil, un hueso o una hoja", advirtió el científico. Sino más bien rastros de vida microbiana. Un descubrimiento que sería "fabuloso".

Indicando por otra parte además que "Marte, es muy similar a la Tierra en muchos aspectos, puesto que tiene una atmósfera importante, lagos y ríos, lugares donde los organismos que conocemos podrían haber prosperado. Estos son los únicos ambientes habitables que conocemos más allá de la Tierra", expresó Farley

Los dispositivos de investigación que guardaran y preservarán estas muestras cuidadosamente, permanecerán en estos envases con forma de tubos de ensayo, hasta que una misión posterior pueda llegar por ellas, según cálculos realizados por los investigadores y expertos, ya para la década de 2030, misión para que ya varios investigadores se encuentran en entrenamiento en la academia, asegurando que incluso algunos probamente no hayan nacido aún, pero que ya las practicas de preparación para el momento, están en marcha.

De igual forma se dio a conocer que este no será el único propósito de la investigación, pues en ella también la NASA contempla preparar el camino para en estas futuras misiones humanas, experimentar con la producción de oxígeno directamente en el sitio, con un instrumento llamado MOXIE, del tamaño de una batería de auto, el cual debe ser capaz de producir hasta 10g de oxígeno en una hora, al succionar el dióxido de carbono de la atmósfera marciana, de forma similar a una planta, pensando que este podría ser utilizado por futuros colonos humanos para respirar, pero también como combustible, de ser posible una migración a este planeta.

También se informó que debido a la situación del COVID-19, la sala estará menos llena que en misiones anteriores, pero que esto no impedirá que todos salten de alegría al cumplir este tan esperado momento, añadió también Matt Wallace, jefe adjunto de la misión.

Comparte esta noticia