Agencia

La empresa surcoreana LG lanzó el Direct View LED (DVLED) Extreme Home Cinema Display, una solución tecnológica con pantallas que van desde las 108 a unas impresionantes 325 pulgadas.

Esas pantallas, orientadas a grandes (y de precios previsiblemente desorbitantes) instalaciones de cine en casa, hacen uso de millones de diodos LED (entre 2 y 33 millones) para crear una imagen gigante que puede soportar resoluciones desde 2K a 8K, reseña el portal Xataka.

Estas nuevas pantallas se ofrecerán en formato 16:9 —aunque se pueden colocar también de forma que el formato final sea 32:9 gracias a su sistema de paneles modulares— y además es posible encontrarlas en distintas diagonales, siendo la más espectacular esa pantalla de 325 pulgadas que se acerca ya a las de unos cines que suelen partir de las 540 pulgadas.

Comparte esta noticia