Dinamic Enero
banner-movil-dinamic
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.

LAMDA la máquina que parece un niño de siete años

Agencia

Si le dejáramos un teléfono inteligente a Isaac Newton, quedaría totalmente hechizado. No tendría la más remota idea de cómo funciona y probablemente conseguiríamos que una de las mentes más brillantes de la historia hablara de brujería. Quizás hasta creería estar ante un ser consciente, en caso de probar los asistentes de voz. Este mismo paralelismo se puede hacer hoy con algunos de los logros de la inteligencia artificial (IA). Esta tecnología ha alcanzado tal nivel de sofisticación que, en ocasiones, sus resultados pueden agitar totalmente nuestros esquemas.

Blake Lemoine, un ingeniero de Google integrado en el equipo de IA de la compañía, parece haber caído en esa trampa. “Si no supiera que se trata de un programa informático que desarrollamos recientemente, hubiera pensado que estaba hablando con un niño de siete u ocho años con conocimientos de física”, dijo en un reportaje publicado hace unos días por The Washington Post. Lemoine se refiere en estos términos a LaMDA, el generador de bots, (programa informático que realiza tareas automatizadas a través de internet como si se tratase de un ser humano) conversacionales de Google. Empezó a dialogar con la máquina en primavera para comprobar si esta inteligencia artificial usaba lenguaje discriminatorio o que incitara al odio. Y su conclusión ha sido demoledora: cree que han conseguido desarrollar un programa consciente, con voluntad propia.

¿Tiene eso sentido? “Quien lance una afirmación de este tipo demuestra que no ha escrito una sola línea de código en su vida”, afirma con rotundidad Ramón López de Mántaras, director del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial (IIIA) del CSIC. “Con el actual estado de la tecnología, es totalmente imposible llegar a desarrollar una inteligencia artificial autoconsciente”, dice.

Eso no quita que el generador de chatbots LaMDA sea muy sofisticado. Esta herramienta usa redes neuronales, una técnica de inteligencia artificial que trata de replicar el funcionamiento del cerebro humano, para autocompletar conversaciones escritas. LaMDA ha sido entrenado con miles de millones de textos. Según explicó recientemente en  The Economist Blaise Agüera y Arcas, el responsable de Google Research (y jefe directo de Lemoine), el generador de chatbots contempla 137.000 millones de parámetros para decidir cuál es la respuesta que con mayor probabilidad encajará con la pregunta planteada. Eso le permite formular oraciones que podrían pasar por las que escriba una persona.

 

Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica

Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.

Comparte esta noticia

Compartir
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.
Portal de Noticias de Maracaibo, el Zulia, Venezuela y Latinoamérica Brindamos información veraz, equilibrada y al instante.