Agencia

La tecnología ha permitido realizar tareas cotidianas sin contacto en mitad de la pandemia. Desde pasar todos los controles de un aeropuerto, como ya se puede hacer en España, a seleccionar productos de una máquina expendedora sin tocar ninguna superficie.

Pero, por el momento, no hay forma de hacer las necesidades sin tocar nada en los baños públicos. Más complejo todavía si nos referimos a los baños japoneses, donde los inodoros tienen una botonera para seleccionar algunos modos de limpieza. Así que una compañía japonesa ha conseguido dar con la tecla: botoneras holográficas.

Los hologramas son una tecnología que está todavía por implantarse masivamente. Y aunque parezca de ciencia ficción, ya existen proyectos -como este japonés- que lo emplean satisfactoriamente.

Con Información de El Español

Comparte esta noticia