Agencia

Un megacometa C/2014 UN271 fue descubierto y sus dimensiones lo posicionan entre los más grandes jamás vistos. Fue bautizado con el nombre Bernardinelli-Bernstein y cuenta con al menos 100 kilómetros de diámetro, mientras que la mayoría de los cometas descubiertos no llegan a tener un kilómetro.

El hallazgo es de uno de los cometas activos más distantes que se han detectado. Cuenta con una envoltura de polvo y vapor a la que se le conoce con el nombre de coma y es provocada por la vaporización del hielo dentro de su núcleo. Así lo expuso un estudio realizado por la Universidad de Maryland en Estados Unidos y que se publicó en The Planetary Science Journal.

 El Bernardinelli-Bernstein fue descubierto en el mes de junio de 2020 y fue entonces cuando se pudo calcular un aproximado de su diámetro. Los científicos que lograron el hallazgo, pudieron captar un núcleo brillante dentro del cuerpo celeste. Sin embargo, por la baja resolución de las imágenes, no se había podido revelar la envoltura del polvo y vapor que se forma en el momento en que el cometa se activa.

De acuerdo con las investigaciones, este inmenso cometa estuvo activo mucho antes de lo que los científicos pensaban. Su estado de actividad puede ayudar a los astrónomos a determinar los compuestos del megacometa, así como complementar la información relacionada a la formación de sistema solar.

Comparte esta noticia