Agencia

El fallo registrado este martes en la infraestructura del proveedor de servicios de computación Fastly, que ha dejado a decenas de páginas webs en todo el mundo bloqueadas, no es habitual y todo apunta a que ha sido un problema técnico; no hay indicios de que pueda estar relacionado con un ciberataque.

Así lo ha señalado a Efe Hervé Lambert, responsable global del área de consumo de Panda Security, quien ha recalcado que no hay señales que apunten a que detrás de este episodio haya un ataque dirigido: la comunicación por parte de la empresa "ha sido buena" y la forma en la que se ha comunicado "difiere" de lo que se suele hacer cuando una compañía sufre una intrusión de ciberdelincuentes.

Fastly es una de las principales compañías de servicios de computación en la nube, con sede en San Francisco, California, y está especializada en optimizar el funcionamiento de las webs.

Es un proveedor de servicios CDN (siglas en inglés de Content Delivery Network), redes de servidores distribuidos geográficamente.

Este tipo de empresas son repositorios de mucha información y sirven no solo para depositarla, sino para compartirla de forma rápida. Es decir, su infraestructura no guarda solo la información o parte de ella de grandes clientes como por ejemplo Kayak, Amazon o The New York Times, sino que "la entregan de manera súper rápida".

Fastly ayuda a las webs -sus clientes- a entregar sus contenidos en cualquier parte del planeta, con "una capa de seguridad". Lambert explica: si una empresa ubicada por ejemplo en Madrid quiere compartir texto, vídeo e imágenes de manera rápida con usuarios de Sídney, Nueva York, Boston o Cancún, lo puede hacer con los CDN.

Son repositorios de información que permiten acelerar los tiempos de carga (en internet), resume.

Si bien no hay indicios de que sea un ataque informático, este experto ha querido hacer una recomendación: hay que estar atentos a posibles campañas de "phishing" con un anzuelo relacionado con este tema. "Los ciberdelincuentes podrían aprovecharlo para meter ruido".

Este tipo de campañas incluyen el envío de correos que aparentan provenir de fuentes fiables para obtener datos confidenciales del usuario o, incluso, dinero: "No hay que dar clic a todo", advierte.

La interrupción en los servicios de las distintas webs ha durado como una hora y el pico se ha producido sobre las 10:00 horas GMT.

Cerca de las 11.00 GMT la compañía afirmaba haber resuelto el fallo, aunque advertía que quizás los clientes podrían estar experimentando una carga más lenta de las páginas.

En su cuenta de Twitter, Fastly informaba: "Identificamos una configuración de servicio que provocó interrupciones en nuestros POP (miles de pequeños y dispersos puntos de presencia) a nivel mundial y hemos desactivado esa configuración. Nuestra red global vuelve a estar en línea".

Diarios españoles como El Mundo, periódicos internacionales como The New York Times, The Guardian, Financial Times o Le Monde y empresas como Amazon -que tiene su propio CDN, aunque también tiene servicios con Fastly- o televisiones se han visto afectadas.

Comparte esta noticia