Redacción Sucesos

Hugo Enrique González Rico (40), temido líder de la antigua área Penal de la extinta Cárcel Nacional de Maracaibo, que resultó asesinado este viernes en Puerto Colombia, era reconocido en Venezuela por su amplio prontuario delictivo. 

Alias Kike, como lo conocían entre sus compiches, perteneció "al carro" de seguridad de Édwin Soto, apodado el "Mocho Édwin", líder de la banda el Tren del Norte y expram de la cárcel de Sabaneta. 

Medios regionales de Maracaibo reseñaron en 2015 el amplio prontuario de asesinatos y secuestros en el Zulia de González y de las veces que este se escapó de la cárcel. 

El 21 de abril de 2015 el "Kike" fue recapturado en la isla de Margarita luego de que se escapara de la cárcel de Tucuyito, en el estado Carabobo.  

Tras la detención y su presentación a tribunales a González Rico lo enviaron a la cárcel de Santa Ana sin embargo, la medida no se cumplió y lo trasladaron al Internado Judicial de Coro. 

Luego de ser el tercero al mando en la cárcel de Sabaneta, el "Kike" no pudo mantener el poderío en el Internado Judicial de Coro por lo que negoció su traslado nuevamente a Tocuyito, de donde volvió a escaparse

Hugo Enrique González Rico desapareció de los titulares de la prensa desde que Ministerio de Asuntos Penitenciarios desalojara la cárcel de Maracaibo. Se desconocía de su paradero hasta abril de 2019 cuando el comisario Mario Pacheco, director en ese momento del CICPC-Zulia, lo mencionó como la persona que contactó a la doctora Angelyn Isabel Guerrero (26) para la venta de dólares y posteriormente ordenar su asesinato. 

En ese momento el jefe de la Policía científica señaló que el "Kike" pagaba condena en una cárcel de la ciudad de Panamá, lugar desde donde captaba por las redes sociales a quienes comercializaban dólares. 

El detective indicó que se había notificado a las autoridades panameñas acerca de la nueva organización delictiva que lidera González Rico y que esperaban respuestas para conocer cómo llegó el temible criminal a la ciudad de Panamá

Ahora su asesinato se genera en Colombia lo que demuestra que el "kike" tuvo siempre agilidad para esquivar a la justicia, pero su muerte deja en el pasado a uno de los hombres más temibles del estado Zulia. 

Comparte esta noticia