Agencia

Por ahora las autoridades chilenas no han confirmado que exista una orden internacional de captura en contra de Socorro, quien se encuentra en libertad a la espera de ser expulsado del país

La Policía chilena interceptó este miércoles al sicario venezolano Rigoberto Socorro, acusado en 2013 de participar en el asesinato del emblemático líder indígena Sabino Romero, en el oeste de Venezuela, y que ahora trataba de ingresar de forma clandestina a Chile.

“Respecto de este ciudadano procederemos al proceso de expulsión del país, particularmente si es que se confirman los antecedentes de ser autor o imputado del delito que se le asigna”, afirmó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

La persona identificada como Rigoberto Socorro, que ingresó a Chile a través de Colchane, una localidad de la frontera norte que colinda con Bolivia, es supuestamente una de las seis personas condenadas por el homicidio de Romero en 2013.

Mientras que cinco de ellas, incluido Socorro, fueron condenadas en 2014 por haber participado en el asesinato “en grado de complicidad correspectiva”, el autor material, Ángel Romero Bracho, recibió en 2015 una condena de 30 años de prisión.

Comparte esta noticia