Agencia

Medios de comunicación de Chile y a través de las redes sociales, lanzaron este lunes un alerta máxima a las autoridades policiales de ese país sobre la presencia de la poderosa y temible banda criminal "El Tren de Aragua".

De acuerdo a una investigación minuciosa realizada por un periodista del diario La Tercera, informó que la organización delictiva "El Tren de Aragua" ya tiene su asiento en la frontera entre Bolivia y Chile, donde controla el tráfico de migrantes venezolanos a ese país.

Según testimonio de algunas personas, los delincuentes se instalan en los pasadizos irregulares, roban bajo amenazas de muerte a los connacionales, les despojan de los dólares y pesos.
Incluso, les roban la ropa o simplemente le prenden fuego, además incurren en actos de violación contra nuestras mujeres y homicidios, a quienes se niegan a entregar su dinero.

A los integrantes del grupo no les tiembla la mano para actuar implacablemente, según la información obtenida de las personas que han sido víctima de la organización criminal.

Más adelante el medio de comunicación afirma categóricamente que las autoridades chilenas temen que la peligrosa banda pueda "extender sus tentáculos" más
allá de Colchane.

Señala asimismo que esa peligrosa banda también está incursionando en robos con intimidación y el tráfico de drogas. Sobre este delito en específico, el pasado 27 de marzo, la Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía de Alta Complejidad de Iquique identificó a un grupo que pasaba sustancias ilícitas hacia Chile.

Al ser detenidos, los sujetos mostraban un temor muy evidente no sólo a la policía sino también a quienes le habían encargado la misión de ingresar ketamina, un tranquilizante para animales usado como droga sintética.

Relataron que su objetivo real era ingresar a Chile, pero en la frontera se encontraron con integrantes de "El Tren de Aragua", quienes les obligaron a pasar el químico luego de ser amenazados.

La Tercera reseñó que algunos venezolanos que intentan ingresar a Chile llegan con heridas de bala por negarse a pagar "vacuna" a los delincuentes. El primer caso ocurrió el pasado 21 de marzo cuando un joven que formaba parte de una columna de 21 inmigrantes denunció un ataque por parte de un grupo armado por no querer "pagar el cruce de frontera".

Comparte esta noticia