Agencia

Las bandas delincuenciales que operan desde la parroquia La Vega, en Caracas, han expandido su dominio en la zona, con la instalación de una serie de trincheras desde donde los llamados ‘gariteros’ repelen la entrada de los organismos policiales al sector.

Los puntos de defensa de los antisociales están debidamente ubicados en la zona montañosa entre La Vega y la Cota 905, donde se unen otras peligrosas organizaciones delictivas que han protagonizado en lo que va de año, incontables tiroteos en los que han resultado heridos y muertos civiles, muchos de ellos dentro de sus propias viviendas, producto de balas perdidas.

Este lunes, 7 de junio los ‘gariteros’ (vigilantes) de La Vega, utilizaron nuevos puntos de observación para enfrentar a las comisiones policiales, utilizando como en otras ocasiones armas largas de gran alcance, lo que produjo que balas perdidas llegaran hasta el Instituto Nacional de Deporte (IND), ubicado muy cerca de la redoma de La India, lugar desde donde justamente algunos transeúntes utilizaron la estatua allí ubicada, para cubrirse de las detonaciones.

Las nuevas guaridas de las bandas que operan en la zona, les dan ventaja ante los organismos de seguridad quienes se ven obligados a abandonar sus incursiones, mientras los delincuentes expanden su control creando nuevos puntos de vigilancia.

Comparte esta noticia