Agencia

Tras más de quince días de intensas averiguaciones, funcionarios del Eje Contra Homicidios Táchira del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, lograron el esclarecimiento del crimen del artista plástico y promotor cultural, José Antonio Sánchez Pulido, de 64 años de edad, al lograr la captura del presunto responsable en una vivienda ubicada en la calle principal del sector conocido como Invasión La Machirí, en la parte alta de la ciudad.

Pese a que aún las autoridades no han revelado detalles sobre el esclarecimiento del caso, se sabe que el presunto responsable es un joven que apenas tenía dos días trabajando en la residencia de Sánchez Pulido, con quien sostuvo un fuerte altercado por cuestiones de tipo personal y que, luego de cometer el homicidio, decidió robar algunas pertenencias de la víctima, entre las cuales se encuentran su computadora personal y el teléfono celular, que ya están en manos de los investigadores.

El crimen

El cadáver de José Antonio Sánchez Pulido fue encontrado en horas de la mañana del 19 de mayo, en el interior de su residencia, quinta “Liz”, ubicada en la avenida Trujillo de la urbanización Las Lomas, vía a Santa Teresa. El hallazgo fue realizado por el jardinero, que al presentarse a trabajar vio con extrañeza que la puerta del garaje se encontraba abierta, por lo que ingresó a la casa, llamando a su patrón a voces, pero no logró obtener respuesta.

Llegó hasta el dormitorio de Sánchez Pulido y lo halló sobre la cama, sin signos vitales, amarrado de pies y manos con una sábana, por lo que de manera inmediata se comunicó con las autoridades policiales para notificar la situación. También se percató que en la habitación había un gran desorden y faltaban algunos objetos, lo cual era evidente por los espacios vacíos.

El jardinero logró hacer una relación de las cosas que a simple vista le parecía habían desaparecido y la entregó a la policía para las investigaciones. En ella incluyó la computadora, tipo laptops, de su jefe, el celular, un televisor de 27 pulgadas y un taladro eléctrico.

Comparte esta noticia