Agencia

El gobierno del presidente Nicolás Maduro, rechazó este miércoles la solicitud de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien pidió que se garantice la atención médica a las personas presas y que se libere a quienes estén detenidos de manera arbitraria.

“El Gobierno venezolano garantiza a todas las personas privadas el disfrute de sus derechos humanos, incluyendo el derecho a la debida atención médica, de conformidad con lo previsto en Constitución y los tratados internacionales ratificados por la República”, destaca el comunicado difundido por la Cancillería chavista.

En el texto aseguran “en el país no existen personas detenidas arbitrariamente. Todas y cada una de las personas privadas de libertad se encuentran sujetas a procesos penales conducidos por los órganos del sistema de justicia, con todas las garantías para un juicio justo, sobre la base del debido proceso y el legítimo derecho a la defensa”.

Comparte esta noticia