María Inés Morán

Sean Connery, el James Bond original, como siempre será recordado, partió recientemente, dejando una profunda huella en Hollywood y en el mundo.

Sin duda un ser excepcional, que paso de ser un lechero, un obrero, un doblador de acero y hasta un mezclador de cemento, a ganar un Oscar y convertirse en récord Guinness por ser el actor mejor pagado por un solo filme.

Hablamos de un hombre que se convirtió en leyenda, que fue nombrado Caballero por la Reina Isabel II por sus servicios al cine dramático y que fue reconocido con el Premio a la Trayectoria del American Film Institute, entre otros logros, y que para lograrlo se valió de la reinvención continua, de su convicción, versatilidad, altruismo y resiliencia. Valores y lecciones claves para todo dueño de negocio.

Su filosofía de vida y logros nos ofrecen lecciones y claves de valor para ti y tu negocio, y que comparto a continuación:

Se resiliente. Thomas Sean Connery nació el 25 de agosto de 1930 en Edimburgo, Escocia, fue el primero de dos hijos de un camionero de larga distancia y una empleada doméstica. Vivió de cerca los horrores de la segunda guerra mundial, y cómo esos momentos oscuros impactaron en las finanzas familiares. Pero a pesar de su juventud, no dudó en desertar de la escuela a los 13 años, para trabajar y ayudar a su familia.

Reinvéntate. “Fui un lechero, obrero, doblador de acero, mezclador de cemento — virtualmente cualquier cosa”, habría comentado en una entrevista. Connery buscó siempre nuevas perspectivas y oportunidades, se enroló en la armada británica donde permaneció tres años hasta ser dado de baja por razones de salud.

De regreso a Edimburgo, levantó pesas para esculpir su cuerpo y competir en el Mr. Universo, luego consideró incursionar en el fútbol profesional, pero se decidió por la carrera actoral, al considerar que esta profesión duraría más. Hizo de la reinvención su filosofía y gracias a ello trazó su camino hasta convertirse en leyenda de Hollywood.

Persevera siempre. Se trazó una meta, sacar adelante a su familia, y tras ese fin, aprendió diversos oficios y se desempeñó en diversos trabajos, siempre mejorando y escalando.

Luego de ser soldado, Connery, fue conductor, socorrista, y hasta pulidor de ataúdes. Logra su primera gran oportunidad cantando y bailando en el musical de teatro “South Pacific” en Londres, participó en numerosas obras de teatro, películas y series hasta que su perseverancia se vio recompensada con la propuesta de encarnar a James Bond.

Insistía en afirmar que “Siempre hay un nuevo reto para mantenerte motivado”, allí radicaba su perseverancia.

Ten convicciones. La independencia de Escocia fue su causa, al punto de financiar y apoyar públicamente al Partido Nacionalista Escocés (SNP). Tal convicción lo llevó a recibir su nombramiento de caballero ante la Reina Isabel II ataviado con la tradicional falda escocesa o “kilt”. De sus frases célebres destaco esta: “No soy inglés, nunca fui un inglés, y no quiero ser uno. ¡Yo soy un escocés! Era un escocés y siempre seré un escocés”.

Activa la abundancia. Connery participó en más de sesenta títulos y protagonizó seis sobre el agente secreto más famoso del cine James Bond, y por su actuación en Diamantes para la eternidad en 1971, batió un récord Guinness: ser el actor mejor pagado por un solo filme.

Pero no se quedó con estos 40 millones de dólares, los donó a su fundación, Scottish International Educational Trust, que apoya la educación de niños con pocos recursos.

Sean Connery, el eterno James Bond, murió a los 90 años, pero su leyenda permanecerá entre nosotros. Fue un ser excepcional, que supo superar la dificultad, que no se dejó abatir por el fracaso, que supo levantarse y reinventarse.

“No hay nada como un reto para sacar lo mejor de un hombre”, así lo dijo sabiamente Connery, un hombre de retos, cuyo legado trascendió, se hizo hombre leyenda y hoy nos entrega estas lecciones.

Y a ti, ¿Qué otras lecciones para tu vida y de utilidad para los negocios te dejó este gran hombre que encarnó magistralmente a James Bond?. Hazme llegar tus comentarios y estaré atenta para responderte.

Comparte esta noticia