María Inés Morán

¿Sabías que tú eres una marca, y que tu competencia también es una marca?. Y que si logras un buen manejo de tu marca personal podrás obtener mejores oportunidades de negocio, podrás impulsar tu negocio, diferenciarte, tener una mayor posibilidad de impactar positivamente, podrás cerrar ventas con mayor efectividad y conectar con nuevas personas y clientes.

De eso se trata el Personal Branding o Marca Personal que consiste en concebirte como marca, tal como se gestionan las marcas comerciales para dejar huella en las personas con las cuales tienes relación. Debes entender que no se trata de impactar por simpatía o por casualidad, todo obedece a un proceso que se desarrolla, se fomenta, se transmite y se cuida.

Se relaciona con lo que la gente encuentra cuando ingresa tu nombre en un buscador y con la idea y palabras con las cuales te asocian cuando alguien pronuncia tu nombre.

Como dueño de negocio tal vez te has ocupado de impulsar la marca de tu negocio, quizá has dejado a un lado tu marca personal, y no has cuidado tu reputación digital. Sin percatarte, muchas veces, que en una búsqueda digital tú nombre saldrá vinculado a la marca de tu negocio, si resulta que tu nombre está asociado a palabras como credibilidad, confianza y profesionalismo, por ejemplo, esto favorecerá a tu negocio; pero si por el contrario, la vinculación es a palabras negativas, esta mala percepción también recaerá en la marca de tu empresa.

Ahora bien, las preguntas claves son, cómo construir tu marca personal y como alinear esta estrategia con los objetivos de marca de tu negocio, sigue estas claves que desarrolle para ti:

  1. Define tus objetivos. Tal como trazas una estrategia comercial, debes desarrollar tu estrategia personal. Tus objetivos deben ser, al igual que la planificación de tu negocio, específicos, medibles, alcanzables, realistas y cuantificables en el tiempo.

2. Hazte visible. El crecimiento de una marca personal está íntimamente ligado a la capacidad de visibilidad e interacción con los demás. Cuando tu perfil es estático, anacrónico, aislado a la imagen marca de tu negocio, te condenas y puedes afectar la imagen de tu negocio.

3. Define a quien te vas a dirigir. Se trata de determinar el público objetivo idóneo para tu marca y en concordancia a la marca de tu negocio. Esta precisión te permitirá generar el contenido idóneo para lograr tus metas.

4. Desarrolla tu mensaje. Manteniendo la autenticidad, personalizando el speech en función de tus objetivos, te corresponde ser positivo, abierto, motivador, enfocado siempre a generar confianza.

5. Vela por una buena imagen. No existe marca personal exitosa que no esté asociada a una imagen, imagen que debes construir, desarrollar y cuidar. En otras palabras tu imagen personal debe ir acorde a la imagen marca que quieres reflejar. Implica además velar por aquellas fotos e información que decidas mostrar en tus redes.

6. Prueba y Mide. Hoy día cuentas con las analíticas de las RRSS. Con este insumo puedes medir el impacto de determinado tipo de contenidos e intenciones, sea por el alcance de la publicación, por el compromiso que este genere, por el número de visitas o reacciones y haz las correcciones que debas conforme a esas métricas.

Se trata de construir, potenciar y cuidar tu propia marca personal en sintonía con la marca de tu negocio, sin duda este esfuerzo, seguir estas líneas, te ayudaran a generar nuevas oportunidades de negocio y alcanzar de forma más expedita y certera la consecución de metas y objetivos.

Si te decides evaluar tu marca personal, sabes que puedes apelar a la ayuda de un ActionCOACH, este no solo te dará las claves para construirla, sino además para velar por ella y hacerla crecer.

Comparte esta noticia