Agencia

Dos comisiones del Senado de Estados Unidos celebran este martes una audiencia conjunta para escuchar los testimonios de ex agentes de la seguridad del Capitolio sobre el asalto del 6 de enero a la sede del Congreso que interrumpió la certificación de la elección presidencial de 2020.

La audiencia de la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales y la Comisión de Reglas y Administración será la primera vez que el público estadounidense escuche el relato de los principales encargados de la seguridad del Capitolio sobre los hechos ocurridos ese día.

Los ex agentes del orden (sergeant-at-arms) de la Cámara de Representantes, Paul D. Irving, y Michael C. Stenger, del Senado, quienes renunciaron después del asalto al Capitolio, han sido criticados de que no actuaron con rapidez para llamar a la Guardia Nacional para que los ayudara a contener la multitud.

También testificarán Steven A. Sund, el ex jefe de la Policía del Capitolio, quien también renunció, y el jefe del Departamento Metropolitano de Policía de la ciudad de Washington, Robert J. Contee.

Mucho se desconoce todavía acerca de lo que sucedió durante el asalto y se espera que los legisladores traten de extraer de los testigos la información suficiente para conocer cómo ese día tantas cosas salieron mal.

En el ataque, alrededor de 140 agentes de la policía sufrieron lesiones y otros murieron.

Los legisladores quisieran saber, entre otras cosas, si las agencias del orden supieron algo de planes de violencia para ese día, cómo las agencias comparten esa información entre sí y por qué la policía el Capitolio estaba tan mal preparada para un asalto de ese tipo.

La audiencia será la primera de varias concebidas por legisladores demócratas y republicanos del Congreso para examinar a fondo los sucesos del 6 de enero en el Capitolio.

Comparte esta noticia