Agencia

El presidente chileno, Sebastián Piñera, decretó este martes en un breve mensaje al país, la militarización de la región en el sur del país, en conflicto con indígenas mapuches, quienes piden recuperar sus tierras, entre otras reivindicaciones por las que el gobierno impuso un estado de excepción para contener hechos de violencia.

"Queremos comunicar hoy que […] hemos decidido decretar estado de excepción" en cuatro provincias de las regiones sureñas de Biobío y La Araucanía, que "contempla la designación de jefes de la defensa nacional" para controlar el orden público, anunció.

El jefe de estado resaltó que la medida de estado de excepción regirá en cuatro provincias de dos regiones: Biobío y Arauco en la Región del Biobío y Malleco y Cautín en la Región de La Araucanía, por 15 días y se podrá prorrogar por 15 días más. De ahí en adelante la medida deberá ser aprobada por el Poder Legislativo.

Piñera enumeró los hechos de violencia que se han registrado últimamente en la zona, la mayoría de ellos enmarcados en el llamado “Conflicto Mapuche”. En ese marco sostuvo que la población de aquel territorio tiene miedo y necesita garantías de seguridad, por lo mismo sería necesario el estado de emergencia.

"Este Estado de Excepción Constitucional de Emergencia es para enfrentar mejor el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, y en ningún caso se orienta contra un pueblo o grupo de ciudadanos pacíficos", aclaró.

El mandatario informó que el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, partirá el jueves a la zona para supervisar y trabajar en la medida.

Comparte esta noticia