Agencia

"Se pronostica que Pamela será un huracán mayor cuando llegue a la costa del centro-oeste de México continental", dijo el NHC, aconsejando a los residentes que "monitoreen el progreso de este sistema y se aseguren de tener su plan de huracanes en su lugar", advirtió el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

La tormenta se encontraba a unos130 kilómetros al suroeste de la ciudad de la costa oeste mexicana de Mazatlán, en el estado de Sinaloa, a las 0900 GMT del martes, dijo el NHC, y se movía hacia el noreste a unas 22,5 kilómetros por hora con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora.

El centro, con sede en Miami, dijo que las fuertes lluvias podrían provocar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en los estados de Sinaloa, Durango y Nayarit.

Durante la noche, se prevé que Pamela pase cerca del extremo sur de la península de Baja California antes de acelerar hacia Mazatlán.

Un grupo de 16 ciudadanos estadounidenses fueron resguardados en albergues de Mazatlán tras quedar varados en el aeropuerto local por la cancelación de sus vuelos por el mal clima.

Los turistas, que se dirigían a Dallas, Phoenix y Los Ángeles, fueron trasladados a un refugio donde permanecerán hasta que las condiciones mejoren, informó Eloy Ruiz, coordinador de Protección Civil local.

Autoridades también recorrieron la periferia y la zona rural de la ciudad, donde al menos 80 barrios presentan riesgo de inundación por lluvias, para exhortar a la población a trasladarse a refugios habilitados por la alcaldía, agregó el funcionario.

Comparte esta noticia