Agencia

El ministerio de Relaciones Exteriores ruso expresó este lunes, 22 de febrero, su “decepción” por las nuevas sanciones de la Unión Europea a cuatro altos cargos rusos por el encarcelamiento de Alexéi Navalni y la represión de los manifestantes afines al opositor.

La decisión adoptada por el Consejo de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE del 22 de febrero de este año que impone, bajo un pretexto inverosímil, nuevas restricciones ilegales a ciudadanos rusos resulta decepcionante”, aseguró el Ministerio en un comunicado.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, dijo al fin de la reunión que los cancilleres alcanzaron “un acuerdo político para imponer medidas restrictivas contra personas responsables por el arresto y enjuiciamiento” de Navalni.

Fuentes diplomáticas aseguraron a AFP que las sanciones afectarán a cuatro funcionarios rusos, aunque Borrell se limitó a señalar que la cuestión “será decidida muy pronto, quizá en una semana, pero no más que eso”.

De acuerdo con Borrell, los cancilleres comparten la evaluación de que Rusia “se está deslizando en dirección de un estado totalitario, y se está alejando de la UE”.

Esta nueva ronda de sanciones contra Rusia había sido objeto de conversaciones durante varias semanas y se fortalecieron luego de la condena a Navalni y el maltrato a Borrell durante su visita a Moscú, a inicios de febrero.

Borrell explicó que para poder aplicar sanciones la UE precisa poder demostrar la responsabilidad de las personas que son objeto de las medidas.

No podemos sancionar a alguien porque no nos guste”, comentó.

Este lunes, Borrell había señalado que “es claro que Rusia está en una ruta de confrontación con la UE”, y ello requería una respuesta “unida y determinada” por parte del bloque

Comparte esta noticia