Agencia

Miles de usuarios volvieron a sufrir este viernes cortes eléctricos en la capital y alrededores, cuando Argentina atraviesa una ola de calor extremo y consumos récord de energía, luego de que el Gobierno tomara una serie de medidas para priorizar la energía residencial.

Según datos recopilados por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), 78 mil 295 usuarios estaban sin suministro de electricidad en el área metropolitana de Buenos Aires a las 16.40 hora local (19.40 GMT): unos 64 mil 812 en el área de concesión de la empresa distribuidora Edesur y 13 mil 483 en la zona de la empresa Edenor.

En tanto, el ENRE había comunicado que a las 8.20 hora local (11.20 GMT) se había producido un evento -desenganches en la Estación Transformadora Edison y en la Estación Transformadora Nuevo Puerto- que afectó aproximadamente a unos 200 mil usuarios en la zona de concesión de Edenor.

Estos apagones se producen cuando Argentina atraviesa esta semana una ola de calor extremo que iba a generar, este viernes en la ciudad de Buenos Aires una temperatura máxima de 42 grados centígrados, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Ya el martes pasado la zona metropolitana de Buenos Aires sufrió un corte de electricidad que afectó a unos 700 mil usuarios, según el ENRE debido al desenganche de una línea de alta tensión en el área de Edenor, en un día en que se produjo una alta demanda de energía debido a temperaturas por encima de los 40 grados centígrados.

Para mitigar una crisis en el área residencial, este jueves el Gobierno de Alberto Fernández tomó una serie de medidas para ahorrar energía.

El Ejecutivo dispuso el trabajo a distancia para los empleados públicos desde el mediodía de este jueves y viernes.

Además, solicitó a varias cámaras del sector industrial, que consume un 30% de la energía total, que solidariamente disminuyan su consumo de energía también este jueves y viernes.

El presidente Alberto Fernández agradeció públicamente este jueves a los empresarios: "Nos acompañaron", "se dieron cuenta que por querer producir o seguir produciendo un día generaban un impacto negativo donde ellos mismos quedaban carentes de energía".

Las medidas del Gobierno se tomaron porque se esperaba un récord histórico de consumo de energía.

Según Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, este viernes se alcanzó un máximo de consumo de energía de 28.132 megavatios a las 14.10 hora local (17.10 GMT), que superó el pico alcanzado este jueves, de 27. mil 550 megavatios.

A su vez, la empresa de agua de mayoría estatal, AySA, solicitó este viernes "un uso racional del agua" debido a un nuevo corte de energía que afectó a sus plantas potabilizadoras General San Martín y Juan Manuel de Rosas y varias de sus estaciones elevadoras.

Comparte esta noticia