Agencia

Debido a las fuertes lluvias en China consideradas históricas que paralizaron una capital regional e inundaron su metro, al menos 3 personas han muerto.

Zhengzhou, situada a unos 700 kilómetros del suroeste de Pekín, fue decretada en alerta roja a causa de las fuertes precipitaciones en la provincia de Henan.

Diferentes medios mostraron calles de la ciudad sumergidas, mientras habitantes con el agua hasta las rodillas empujaban sus vehículos, mientras en el metro los usuarios con el agua hasta los hombros esperaban ser evacuados del lugar.

Comparte esta noticia