Agencia

El Senado de EEUU confirmó este martes, 23 de febrero, a la nominada del presidente Joe Biden, Linda Thomas-Greenfield, para el puesto de embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

La Cámara Alta aprobó la nominación con una votación de 78-20.

Thomas-Greenfield, de 68 años, es una veterana de 35 años en el Servicio Exterior que ha servido en cuatro continentes, principalmente en África.

Algunos republicanos que se oponían a su nominación se preocupaban por un discurso que pronunció en 2019 y que varios senadores percibieron como blando con Beijing.

Sin embargo, en sus audiencias de confirmación, la diplomática rechazó las acusaciones diciendo que había alzado la voz ante el comportamiento de China durante toda su carrera, incluyendo lo que llamó los "objetivos de desarrollo parasitarios y egoístas" del gigante asiático en África.

Thomas-Greenfield aseguró a los senadores que Estados Unidos debe confrontar en la ONU la “imposición de una agenda autoritaria” por parte de China.

La veterana diplomática creció durante la era de los derechos civiles en el estado de Luisiana. Se graduó en una escuela secundaria segregada y fue a la Universidad Estatal de Luisiana, que tuvo que ser obligada a aceptar estudiantes negros por orden judicial.

Biden resaltó su apoyo al multilateralismo en su política exterior y restauró al enviado de EE.UU. a la ONU como un puesto del Gabinete.

Comparte esta noticia