Agencia

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, acudió este viernes a la Asamblea Nacional (Parlamento) para presentar personalmente la "Ley de Creación de Oportunidades", un proyecto legal para trámite urgente que contiene reformas en las áreas tributaria, laboral y de inversiones.

El mandatario, en una ceremonia especial efectuada en el salón del pleno legislativo, pidió a los congresistas deponer posiciones ideológicas y eventuales rencillas personales, con el objetivo de avanzar en el trámite del cuerpo legal.

Con el carácter de urgencia en materia económica, la Asamblea tendrá un mes para tramitar el proyecto, pues una demora a ese plazo implicaría que entre en vigor por fuerza o imperio de la ley.

Lasso, en la ceremonia de entrega del proyecto, donde estuvo acompañado por su esposa, sus más cercanos colaboradores, varios legisladores y un grupo de jóvenes afines desde las barras del hemiciclo parlamentario, insistió en los postulados que le llevaron a formular el cuerpo normativo y que ya adelantó la víspera en un mensaje a la nación.

El mandatario indicó que sólo 3 de cada 10 ecuatorianos que pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA) tiene un empleo formal y que, en ese marco, la economía adolece de serias distorsiones como un abultado déficit fiscal de más de 7 mil millones de dólares.

Asimismo, la deuda exterior del país supera los 63 mil millones de dólares, un 63 por ciento del PIB, lo que torna difícil emprender una reactivación económica tras un periodo de pandemia que ha agravado la situación financiera que ya estaba en crisis.

Entre las reformas que Lasso ha propuesto debatir a la Asamblea se incluye una en el ámbito tributario que se dirige a eliminar varios impuestos y dejó en claro que no subirá el Impuesto al Valor Añadido (IVA), como había circulado por redes sociales.

También pedirá una mayor contribución a los ecuatorianos que tiene ingresos superiores a los 24 mil dólares al año, así como a los que tengan patrimonios superiores a los 500 mil dólares y empresas de más de un millón.

Asimismo, pidió a la Asamblea que tramite sus reformas laborales, que implican nuevos modelos de contratación para nuevos empleados; ya que aseguró que no topará los derechos adquiridos hasta ahora.

"Las reformas son de aquí en adelante, nunca hacia atrás", aseguró el mandatario, quien consideró que su proyecto es imprescindible para acometer políticas que se dirijan a combatir el desempleo, la pobreza y la desnutrición infantil, cuyo índice en Ecuador es uno de los más altos de la región.

El mandatario reiteró su pedido para que los legisladores atiendan su proyecto, porque, según dijo, así lo "demanda la sociedad ecuatoriana".

Comparte esta noticia