Agencia

Al cierre del día 42 del paro nacional se presentó una compleja jornada de desmanes y disturbios en varios puntos Bogotá, situación que dejó como saldo parcial un joven que perdió un ojo y más de 40 heridos, 29 de ellos policías.

Varias situaciones complejas se dieron durante la noche del miércoles y la madrugada del jueves. Uno de los casos se dio en el sector de Yomasa (Usme, sur de Bogotá), donde Dilan Suárez, un joven de 21 años, terminó herido presuntamente por un artefacto disparado por un agente del Esmad (policía antidisturbios), situación que le causó la pérdida de su ojo derecho y fracturas en el tabique.

"Mi sobrino es un joven trabajador, responsable. Él salió de terminar su jornada laboral en una fábrica de construcción que queda en Yomasa; allí se encontró con las  protestas, trató de salir de allí y fue impactado por un agente del Esmad, según nos dijeron las personas que lo auxiliaron", explicó Pedro Suárez, tío de Dilan.

Tras lo ocurrido, la Secretaría de Gobierno hizo presencia en el hospital de Meissen en donde fue atendido el joven, quien se encuentra fuera de peligro.

Otro de los casos graves fue el del patrullero Luis Camilo Muñoz  de 21 años, quien en las protestas del Portal Américas, recibió una pedrada en su cabeza, situación que lo dejó en estado crítico por lo que fue trasladado a un centro asistencial.

"Se han presentado diferentes actividades delincuenciales que atentan contra los miembros de la Institución. Tenemos un saldo de diez uniformados que han sido afectados con diferentes armas contundentes, piedras y bombas molotov", dijo el comandante de la Policía de Bogotá, brigadier general Eliécer Camacho Jiménez, en un balance entregado con corte a la una de la mañana.

Con información de LaFM

Comparte esta noticia