Agencia

La pandemia ha afectado los derechos, ha aumentado el racismo y causado "sufrimiento en muchos niños", dice informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales (FRA) de la Unión Europea. La situación "ha exacerbado los desafíos y desigualdades existentes en todos los ámbitos, afectando en particular a los grupos vulnerables", indica el capítulo sobre covid del informe 2021 sobre los derechos fundamentales.

Muchos de los 27 Estados miembros de la UE decretaron estados de emergencia "otorgando a los gobiernos poderes extraordinarios de toma de decisiones" que limitaron "los derechos humanos en su conjunto", sostiene el informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales (FRA, por sus siglas en inglés), con sede en Viena. Entre las categorías de primera línea destacan los ancianos, los niños, los gitanos, los refugiados, los migrantes o los discapacitados.

Las mujeres también se han visto "afectadas de forma desproporcionada", ya sea en el empleo, la conciliación o su salud debido a su alta representación en los sectores esenciales. "La pandemia ha avivado además, la discriminación, los delitos de odio y la incitación al odio contra las minorías, especialmente contra las personas de origen inmigrante y la población gitana", subraya el informe.

Niños que crecen en familias pobres sufren más

Los niños "sufrieron durante la pandemia, especialmente quienes viven en entornos económica o socialmente desfavorecidos”. La educación a distancia resultó complicada sin acceso a internet ni ordenadores. "El abuso infantil también ha aumentado durante el confinamiento y la cuarentena", al igual que el número de casos de abuso sexual en línea, agrega el informe en base a datos de la agencia policial Europol. En términos más generales, la violencia doméstica aumentó durante el período.

La India registró este jueves un récord de 6.148 muertes diarias por coronavirus, tras una revisión de la cifra de víctimas en el estado norteño de Bihar, mientras que los contagios experimentaron una ligera subida pero siguieron por debajo de los 100 mil por tercer día consecutivo.

El número total de fallecimientos a causa de COVID-19 asciende ya a 359.676, según el Ministerio de Salud, haciendo de la India el tercer país con un mayor número absoluto de muertes por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil.

Los más de 6.100 fallecidos registrados en las últimas 24 horas en el país suponen un fuerte aumento respecto a las cifras de los días anteriores, en torno a las 2 mil 100. El 64 % de las muertes notificadas hoy se localizan sin embargo en el estado norteño de Bihar, que el miércoles reveló los resultados de su revisión de los datos del coronavirus por orden del Tribunal Superior de Patna, la capital regional.

La India, que con más de 1.350 millones de habitantes, administró en las últimas 24 horas 3,3 millones de dosis de vacunas, elevando el total a 242 millones desde el pasado enero.

Con información de DW 

Comparte esta noticia