Agencia

Estados Unidos está negociando con países de Sudamérica para expulsar allí a algunos haitianos si vuelve a haber una ola de migrantes de esa nación que llegan a su frontera, dijo en una entrevista con Efe el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas.

En su conversación con Efe, Mayorkas confirmó además que Estados Unidos planea volver a implementar antes de que acabe el año el programa "Quédate en México"; y defendió la política conocida como Título 42, por la que Estados Unidos deporta automáticamente a la mayoría de los indocumentados que llegan a su frontera sur.

PREGUNTA: Un mes después de que miles de inmigrantes haitianos se concentraran bajo el puente internacional de Del Río (Texas) y de que circularan las imágenes de agentes que los hostigaban desde sus caballos, ¿Qué lecciones ha aprendido el Gobierno? ¿Hay algo que harían de manera diferente si vuelven a llegar grandes grupos de migrantes haitianos a la frontera? ¿Se comprometen a no volver a expulsar a esos migrantes de forma masiva a Haití?

RESPUESTA: Creo que el término «expulsiones masivas» es inaplicable. Hubo una gran cantidad de ciudadanos haitianos que cruzaron la frontera por un lugar concreto en un período de tiempo muy, muy corto, lo cual fue muy inusual para las personas que han dedicado tres décadas a trabajar a lo largo de la frontera, tanto en la Patrulla Fronteriza como en organizaciones comunitarias, y hemos aprendido de esa experiencia. Y si hubiera otro movimiento de individuos como ese, estamos preparados para ello. Sé que el Departamento de Estado está trabajando muy intensamente con países de Sudamérica, desde los cuales viajaron más recientemente los migrantes haitianos, para ver si esos países de Sudamérica aceptarían el regreso de los ciudadanos haitianos que llegan (a la frontera sur de Estados Unidos) entre nuestros puertos de entrada. Eso es algo que se está trabajando muy enérgicamente.

P: Pero sigue habiendo una posibilidad de que se devuelva a esos migrantes a Haití en varios aviones, como la última vez, ¿verdad?

R: Sí, la hay.

LA REAPERTURA DE LA FRONTERA CON MÉXICO

P: Usted ha anunciado esta semana que, a principios de noviembre, Estados Unidos abrirá sus fronteras terrestres con México y Canadá, y requerirá a los viajeros que quieran ingresar una prueba de vacunación con pauta completa. ¿Aceptará Estados Unidos la entrada de aquellos mexicanos inoculados con vacunas que no han sido autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como Sputnik V y CanSino?

R: Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) decidirán qué vacunas se aceptarán. Y creo que si alguien tiene una vacuna que no esté aceptada, entonces no se permitirá el viaje, a menos que haya otra excepción a la que pueda acogerse.

P: ¿Y se esperan excepciones para los niños no vacunados?

R: No sé la respuesta a esa pregunta, creo que es algo que decidirán los Centros para el Control de Enfermedades.

P: A estos viajeros se les permitirá la entrada desde principios de noviembre, al igual que a los que vuelen desde la mayor parte de Europa. ¿Espera que sea desde la primera semana de noviembre o la segunda?

R: Creo que aún no se ha decidido. Tenemos el objetivo de lograrlo lo antes posible en noviembre.

EL REGRESO DE "QUÉDATE EN MÉXICO"

P: Una pregunta sobre el programa "Quédate en México" (MPP, en inglés), que impulsó el Gobierno de Donald Trump y por el que los indocumentados que solicitaban asilo en la frontera sur de EE.UU. tenían que esperar en el país vecino a que se tramitaran sus peticiones. Un juez federal ha ordenado a la Casa Blanca que restablezca ese programa, y el congresista Henry Cuéllar ha dicho que la política se reiniciará “en algún momento del próximo mes” en Laredo (Texas). ¿Podría confirmar eso? ¿Y se reiniciará solo en Laredo o también en otros lugares?

R: Nosotros pusimos fin a ese programa y nos demandaron por hacerlo. Y ahora estamos bajo una orden judicial para implementar ese programa, no solo en Laredo, sino a lo largo de toda la frontera sur. Esa es una orden de la corte que estamos obligados a seguir y, por lo tanto, debemos cumplirla, y estamos obligados a implementarla lo más rápido posible. Y para hacer eso, estamos en conversaciones con el Gobierno de México, porque se requiere que ambos países estén de acuerdo con ese programa.

P: ¿Y no puede confirmar que se reiniciará el próximo mes?

R: No puedo. Es nuestra obligación ante el tribunal implementarlo, iniciarlo lo más rápido posible y estamos trabajando para hacerlo, a pesar de nuestra oposición.

P: Pero será este año, probablemente, ¿verdad?

R: Sí.

P: Y, en segundo lugar, ¿Cómo se asegurará de que, una vez que reinicie este programa, los migrantes expulsados? a México estarán protegidos de los abusos de derechos humanos que han ocurrido en el pasado, como violaciones o secuestros? ¿Está hablando con las autoridades mexicanas para garantizar mejores condiciones para los migrantes?

Comparte esta noticia