Agencia

El gobierno de Estados Unidos dijo el viernes que los últimos migrantes, en su mayoría haitianos, que acamparon en los últimos días debajo de un puente en Texas, en la frontera con México, abandonaron el lugar o fueron expulsados.

“Desde esta mañana, ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente de Del Río”, Texas, dijo Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad

Interior, a periodistas en la Casa Blanca, señalando que Estados Unidos deportó a unas 2.000 personas en avión a Haití.

Comparte esta noticia