Agencia

En vísperas de las celebraciones de fin de año, como Acción de Gracias y navidad, Estados Unidos ha sido víctima y testigo de una ola de saqueos. Los asaltantes aparecen de improvisto en los establecimientos y tras pocos minutos, escapan en autos con los artículo saqueados.

Uno de lo robos más impactantes fue el que ocurrió en una tienda por departamento de alta gama, en Walnut Creek al este de San Francisco, California. Allí el ataque fue perpetrado por 80 enmascarados abordo de 25 carros. Se llevaron mercancía de lujo que estaba en el primer piso del establecimiento y huyeron en pocos minutos.

También en San Francisco, la tienda Louis Vuitton fue víctima de un asalta en donde 40 personas procedieron a hacer un saqueo masivo en pocos segundos.

Misma situación ocurrió en Chicago cuando 14 delincuentes invadieron una tienda de la mima marca en Oak Brook y se llevaron el estimado de 100 mil dólares en mercancía.

Los comerciantes minoristas del país y en especial de las zonas en donde se han llevado a cabo los saqueos, se encuentran en alerta y desamparados. La modalidad de los robos, así como lo grupos grandes de asaltantes hacen muy difícil que las autoridades logren una detención.

Comparte esta noticia