Agencia

La banda venezolana "El Tren de Aragua", habría migrado sus actos delictivos hacia las fronteras de Chile y Bolivia.

Los delincuentes se instalan en los pasadizos irregulares, roban bajo amenazas de muerte a los connacionales y los despojan del dinero que lleven.

Además, incurren en actos de violación contra mujeres y homicidios, a quienes se niegan a entregar sus pertenencias, señala una investigación realizada por un periodista del diario La Tercera.

La banda venezolana "El Tren de Aragua", habría migrado sus actos delictivos hacia las fronteras de Chile y Bolivia.

Los delincuentes se instalan en los pasadizos irregulares, roban bajo amenazas de muerte a los connacionales y los despojan del dinero que lleven.

Además, incurren en actos de violación contra mujeres y homicidios, a quienes se niegan a entregar sus pertenencias, señala una investigación realizada por un periodista del diario La Tercera.

En medio de esta situación, las autoridades chilenas temen que la peligrosa banda pueda "extender sus tentáculos" más allá de Colchane, una comuna ubicada al norte de Chile.

Una fuente judicial informó al diario chileno que el modus operandi y la nacionalidad de los agresores coincide con el perfil de "El Tren de Aragua".

Uno de los primeros casos en que este grupo apareció en escena tuvo su origen el 27 de marzo de este año. La Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía de Alta Complejidad de Iquique identificó a un grupo de extranjeros que traficaba drogas hacia Chile.

Al ser detenidos, los sujetos mostraban un temor muy evidente. Temían a quienes le habían encargado la misión de ingresar ketamina.

Se tarta de un tranquilizante para animales usado como droga sintética. Relataron que su objetivo real era ingresar a Chile, pero en la frontera se encontraron con integrantes de "El Tren de Aragua", quienes los obligaron a pasar el químico luego de ser amenazados.

Comparte esta noticia