Agencia

Jhon Ascanio, personero de Tibú, Norte de Santander, le confirmó a este diario que no se conocían amenazas en contra de la fiscal que fue asesinada este miércoles en su casa. “Yo hablaba seguido con ella y nunca me dijo nada sobre amenazas. Eso sí, era muy precavida con su seguridad, casi no se le veía en la calle”, dijo Ascanio sobre Esperanza Navas, fiscal especializada que llevaba cinco años en el municipio.

Con la muerte de la fiscal Navas, son ocho las mujeres que han sido asesinadas en este municipio de Norte de Santander desde el 5 de abril. Ascanio manifestó que la Fiscalía investiga la muerte de otras cuatro mujeres en la zona rural del municipio.

Con la muerte de la fiscal Navas, son ocho las mujeres que han sido asesinadas en este municipio de Norte de Santander desde el 5 de abril. Ascanio manifestó que la Fiscalía investiga la muerte de otras cuatro mujeres en la zona rural del municipio.

Con información de El Heraldo 

Comparte esta noticia