Agencia

Un tribunal de Estados Unidos aprobó hoy el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei para "posponer" hasta fines de 2022 los cargos en su contra por "fraude bancario", lo que podría significar la vuelta de la empresaria a China y un alivio para uno de los temas que más tenso la relación entre las dos potencias en los últimos años.

Una jueza del Tribunal Federal de Brooklyn, Nueva York, "aceptó" el acuerdo que negociaron el Departamento de Justicia y los abogados de Meng Wenzhou, directora financiera e hija del fundador de Huawei, que llevaba detenida casi tres años en prisión domiciliaria en Canadá a la espera de su extradición a Estados Unidos para ser juzgada por "fraude bancario".

Si este acuerdo no es impugnado o roto antes del 1 de diciembre, se abandonarán las diligencias, según el representante del ministerio estadounidense de Justicia, lo que permitiría que la ejecutiva regrese a China.

Meng compareció por vídeo desde Canadá y respondió a las preguntas de la jueza del Tribunal Federal de Brooklyn en chino, consignó la agencia de noticias AFP

Un representante del Departamento de Justicia planteó ante el tribunal "posponer" hasta el 1 de diciembre de 2022 las diligencias judiciales emprendidas a fines de 2018 contra la directora financiera, en particular por "complot" para cometer un "fraude bancario".

El caso de la directiva de Huawei es considerado como uno de los elementos de la escalada política, diplomática y comercial entre Estados Unidos y China durante el Gobierno de Donald Trump.

Su sucesor, Joe Biden, no cambió sustancialmente esta confrontación directa con Beijing. Sin embargo, este acuerdo judicial podría representar un intento de bajar la tensión bilateral, luego del reciente acuerdo militar estadounidense para proveer submarinos de propulsión nuclear a Australia en la región del Indo-Pacífico.

Comparte esta noticia