Agencia

I May Destroy You se coronó como triunfadora de la edición 67 de los premios Bafta de la televisión británica, por delante de la favorita, Small Axe, al conseguir dos de los reconocimientos más importantes: Mejor Miniserie y Mejor Actriz.

La verdadera triunfadora de la ceremonia es la británica de origen ghanés Michaela Coel, que logró ambos galardones por su labor como creadora, directora y protagonista de esta comedia dramática que relata la lucha de Arabella por recuperar los recuerdos de una noche desenfrenada.

Esta producción de BBC One y HBO continuó la estela que comenzó a dibujar el pasado 24 de mayo en la entrega de los premios de las categorías más técnicas, donde obtuvo los galardones a Mejor Edición, Mejor Dirección y Mejor Guion de Drama.

La antología televisiva Small Axe, sobre el racismo sufrido por la comunidad negra británica entre 1962 y 1989, partía como una de las favoritas de la edición con 15 nominaciones, especialmente tras haber conseguido 5 de los 9 galardones técnicos.

Sin embargo, solo consiguió añadir un galardón a su palmarés: el de Mejor Actor de Reparto, que recayó en Malachi Kirby por su papel del activista Darcus Howe en Mangrove.

Entre las grandes perdedoras de la noche se encuentra la serie de Netflix sobre la corona británica, The Crown, que no se llevó ninguno de los cuatro galardones a los que optaba: Mejor Serie Dramática, Mejor Actor (Josh O´ Connor), Mejor Actor Secundario (Tobias Menzies), y Mejor Actriz Secundaria (Helena Bonham Carter).

La edición 67 de los premios Bafta de la Televisión celebró una gala semipresencial desde el BBC Televisión Centre de Londres que estuvo dirigida por segundo año consecutivo por el actor Richard Ayoade, y que celebró la diversidad racial y sexual de Reino Unido con sus galardonados.

Comparte esta noticia