Agencia

Los desfiles de la Semana de la Moda de Milán se inspiraron preferentemente este domingo en Nuevo México y Tokio, con sellos como Luisa Spagnoli, que debutó oficialmente en la pasarela, o Onitsuka Tiger.

La marca Luisa Spagnoli, que dirige como CEO Nicoletta Sapagnoli, se estrenó presentando una colección inspirada en Nuevo México, con la intención de festejar la libertad recuperada tras la pandemia y también la fantasía de un lugar con ecos del Oeste que se dejan ver en las modelos con sombreros de paja y cinturones de cuero.

Flecos, bordados al estilo de los indígenas estadounidenses, tejidos de cuadros amarillos, para mezclar en pantalones cortos y vestidos largos, faldas tubo y bustiers con reflejos brillantes son lo más destacado de la colección.

Hasta Tokio quiso llevar a sus potenciales clientes Onitsuka Tiger en la presentación de su colección diseñada por el director creativo Andrea Pompilio, en la que el tigre, emblema de la marca, se pudo ver por todos lados en prendas de estilo deportivo con múltiples usos.

El estampado animal y las geometrías destacaron en los tejidos, mientras que el tigre también se lleva en los pies, con zapatillas que lo muestran tanto en la suela como en la parte visible.

Vestidos con estampados florales, pantalones de denim y, otra vez, flecos, pero ahora brillantes, formaron parte de la propuesta de Dsquared2, que navega entre lo militar y lo romántico, mezclando estilos que comparten hombres y mujeres, pues ambos pueden usar indistintamente los short de raso y el estampado de camuflaje.

Así como un toque gunge que se puede ver en camisas muy ligeras, tops de aspecto usado y chaquetas, mientras las transparencias, para ella y para él, se llevan junto a pantalones y camisetas rotas.

Comparte esta noticia