Agencia

La cantante Adele confirmó que se reconcilió con su padre antes de su muerte, e incluso que su divorcio le ayudó a mejorar su relación.

En una entrevista reciente, la intérprete británica aseguró que su ruptura con Simon Konecki le sirvió para "humanizar a sus propios padres". 

De esta forma, la estrella dejó sus heridas atrás para reconectarse con su padre, Mark Evans, meses antes de que este perdiera la batalla contra el cáncer.

Pese a que en los últimos años de su vida, Evans intentó acercarse a su hija, Adele lo rechazó por abandonarla cuando era niña. 

No obstante, tras el final de su matrimonio, la cantante pudo visitar a su padre y finalmente dejar sus problemas en el pasado. 

"Nos reconciliamos, contrariamente a lo que dicen. Le puse mi CD una semana antes de que falleciera, a través de zoom (...) ¡Me fui al infierno y volví! Y en eso encontré la paz para perdonarlo. Él estaba listo para eso y esperó mucho tiempo", comentó a Vogue.

Asimismo, la cantante afirmó que tuvo "una reacción física" cuando su padre falleció y elogió a su madre por apoyarlo antes de morir.

"Sé que me amaba e hicimos las paces antes de que muriera. Cuando murió, tuve una especie de reacción física. El miedo abandonó mi cuerpo. Mi mamá fue increíble cuando mi papá estaba en la etapa final, ayudándolo", comentó.

Mark falleció meses atrás, a los 57 años, tras una larga batalla contra el cáncer de intestino. Su relación con la artista fue bastante complicada desde su infancia, pero se intensificó con su ascenso a la fama.

Comparte esta noticia