Agencia

Ronald Acuña Jr. estaba claro aquel domingo 11 de julio cuando en rueda de prensa aseguró que “ahora daría el 200 por ciento para regresar en mejor forma a la temporada 2022 con Bravos de Atlanta”.

Cuatro meses han pasado desde que el jardinero de los Bravos de Atlanta se sometió a una operación para reparar la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha; lesión que lo apartó de la segunda mitad de temporada 2021 de la MLB, aquel sábado 10 de julio frente a los Marlins en el Loandepot Park de Miami.

Poco a poco, el jardinero de Atlanta ha ido fortaleciendo su pierna y, aunque se estima que regrese a la acción a finales de abril o principios de mayo, el venezolano ya muestra signos de mejoría en cuanto a su condición física.

El pasado lunes, Acuña Jr. se dejó ver por primera vez en la jaula de bateo, al realizar varios swings y mostrar así su poder con el madero.

Con gran fortaleza en su mecánica, el criollo ha ido evolucionando al pie de la letra, según los médicos, quienes afirmaron que para el mes de diciembre, el criollo en cuestión comenzaría a realizar actividades físicas.

Ahora bien, la recuperación de Ronald Acuña Jr. va viento en popa. Eso es un hecho; sin embargo, a principios del año 2022, de acuerdo con el médico y traumatólogo Germán Medina, ese tipo de procedimiento requiere una revisión previa para ver como ha evolucionado la lesión.

De tener el ligamento en óptimas condiciones su regreso podrá acelerarse y quizás Ronald Acuña Jr. pueda ver acción en la pretemporada.

El venezolano fue una de las grandes bajas de la zafra, en la que Bravos se coronó campeón en la Serie Mundial.

Comparte esta noticia