Agencia

El partido entre el Burnley y el Leicester City, que tenía que disputarse este sábado, ha sido aplazado por un brote de COVID-19 en los ‘Clarets’.

La Premier League ha aceptado la petición del Burnley para suspender el partido al alegar que no tienen suficientes jugadores (13 jugadores de campo y un portero) debido a los casos de covid y a lesiones.

Este es el cuarto partido esta temporada que el Burnley ve suspendido por el COVID-19, además de haberse aplazado uno por la intensa nevada qeu cayó en su campo, Turf Moor.

En total, se han aplazado ya veinte partidos en la Premier League por los casos de COVID-19 originados por la variante ómicron. La situación, sin embargo; está mejorando ligeramente en los últimos días y se han registrado ya dos semanas consecutivas con bajadas de casos en la liga.

Comparte esta noticia