Agencia

El venezolano Ronald Acuña Jr. conectó uno de los jonrones más impresionantes que uno se pueda imaginar.

Cualquiera que haya visto el enrome cuadrangular solitario de Acuña en la tercera entrada del choque que ganaron los Bravos por 9-5 sobre los Phillies de Philadelphia en el Citizens Bank Park loa noche del martes 8 de junio tal vez lo recuerde durante décadas.

Con los Bravos carburando su tercera victoria consecutiva, Acuña estuvo cerca de sacar la bola completamente del estadio con un tablazo ante el primer pitcheo de Aaron Nola. El bambinazo solitario recorrió una distancia proyectada de 460 pies, con una velocidad de salida de 116 millas por hora (mph).

Comparte esta noticia