Agencia

La insistencia de Casemiro que, en su tercer intento, logró marcar de cabeza, dio la victoria a un Real Madrid que sufrió más de la cuenta ante un Real Valladolid que mostró descaro y ganas y que, en su mejor momento de juego, se vio cercenado tras el tanto del jugador hispano-brasileño que deja al conjunto de Zinedine Zidane a tres puntos del liderato del Atlético Madrid.

El Madrid dejó claro, desde el inicio, que no quería sorpresas. Consciente de que no podía fallar más y que disponía de una gran ocasión de recortar la desventaja con el liderato tras el tropiezo del Atlético Madrid. salió presionando. Los locales no se dejaron amedrentar y, en la primera ocasión de la que dispusieron, crearon peligro. Tanto, que de no ser por la actuación de Courtois, hubieran inaugurado el marcador en el minuto 7.

Orellana lograba rematar y el rechazo del meta belga llegó a Janko, cuyo disparo también desvió Courtois a córner. La tensión se mantuvo tras el saque de esquina, ya que Alcaraz también trató de sorprender al portero del Real Madrid, sin conseguirlo. Un comienzo esperanzador para el cuadro blanquivioleta. El meta belga sostenía al Real Madrid.

El Valladolid se mostró valiente. El Real Madrid esperaba el fallo del rival, Modric imprimía dinamismo y la calidad individual se evidenciaba en jugadas como el pase de Kroos sobre Asensio, cuyo desmarque se produjo en fuera de juego. Pero era el Real Valladolid el que peleaba con más ahínco, buscando la sorpresa.

Con información de 800 Noticias 

Comparte esta noticia