Agencia

En los últimos cinco torneos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), solo Caribes de Anzoátegui ha tenido un núcleo tan grande, sólido y exitoso como el que ha presentado Cardenales de Lara, cosecha que le ha permitido a ambos elencos ser los mandamás del circuito local.

Con la finalidad de retomar la corona perdida, quedando a solo cuatro lauros de su primer tricampeonato, los Pájaros Rojos se presentan con muchos optimismos, además de buenos argumentos, para seguir saboreando el buen sabor de los triunfos.

Este domingo los crepusculares completaron su primer fin de semana de prácticas, caracterizadas por un armonioso estado de ánimo en la que participaron todos los integrantes del equipo, grupo que aún aguarda por el arribo de su nuevo estratega, Carlos Mendoza.

El nuevo mandamás del nido cumple sus compromisos finales correspondientes a la temporada 2021 de los Yanquis de Nueva York.

Para la jornada dominical, realizada en el Estadio Daniel “Chino” Canónico de Barquisimeto, destaca la presencia y desempeño del veterano slugger Carlos Rivero.

Del mismo modo, los paleadores alados trabajaron tanto en la caja de bateo y en campo de juego, ahí fueron reforzados aspectos relacionados a la defensa, fundamentos con los jugadores del cuadro, jardines así como receptores.

Por su parte, los escopeteros se dedicaron a realizar tareas físicas y sesiones de bullpen

Comparte esta noticia