Agencia

El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, canceló este viernes por segunda vez el visado del tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, lo que da paso a su deportación.

"Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público", señaló el ministro en un escueto comunicado al remarcar que sopesó "cuidadosamente" la información proporcionada por las partes.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto de Australia sin estar vacunado, aunque después las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta que el lunes un fallo judicial le dio la razón del tenista.

Se prevé que los abogados del serbio de 34 años recurran en los tribunales esta decisión- que sopesó errores e inconsistencias en la declaración que hizo Djokovic para entrar a Australia, así como por contravenir las directrices de aislamiento por covid-19 en Serbia, entre otros asuntos.

 Djokovic había declarado que no había viajado en los últimos 14 días previos, pero lo cierto es que se había desplazado de Serbia a España, mientras que en su país de origen concedió una entrevista a un medio francés sabiendo que era positivo de la covid-19.

Comparte esta noticia