Agencia

¡No es la secuela del Conjuro! Una mujer de Tailandia denunció ante las autoridades que un supuesto fantasma lleva más de tres meses acosándola. 

De acuerdo con el portal Thairath, la comerciante de 39 años, residente de la provincia norteña de Phrae, afirmó que el espíritu lleva tiempo intentando poseer su cuerpo.

"Acusó al espíritu de causarle dolor abdominal y cardíaco insoportable e incluso la arrojó al suelo varias veces", señaló el medio.

Persecución 

La vendedora, identificada como la señora A comentó que la persecución comenzó en abril tras realizar un ritual familiar para mejorar la suerte y conseguir mejores ventas.

En su testimonio, la mujer alegó que su lucha ha sido constante y dolorosa con el fantasma, quien parece rehusarse a abandonarla. 

También comentó que desconoce si el espíritu es el de un hombre o una mujer, pero por ninguna razón permitirá que invada su cuerpo.

"Estuvo tomando medicamentos para tratar sus síntomas y fue al hospital en busca de atención pero no le sirvió de nada", reveló el portal. 

Para librarse del malestar, la mujer asegura que intentó expulsar a la entidad con agua bendita, sin embargo, aunque la ceremonia funcionó por un tiempo pronto regresó el dolor al corazón y las molestias abdominales. 

Tras agotarse sus opciones, A acudió finalmente a las autoridades quienes le recomendaron que asistiera a un templo religioso.

Según informes de medios tailandeses, la mujer dijo que, ante la falta de ayuda, realizará otro baño mágico con agua bendita para deshacerse del espíritu. 

Denuncias paranormales

Aunque la historia parezca descabellada, esta no es la primera ocasión que la policía registra denuncias de actividad paranormal. 

Según la información registrada por Los Andes, en 2017, los cuerpos de seguridad tailandeses irrumpieron en una aldea que supuestamente se encontraba encantada.
 

Comparte esta noticia