Agencia

El capitán Ivan, un capitán con experiencia de una aerolínea que vuela un Boeing 737, publicó las imágenes en Twitter. Un pobre Piper PA-18A 150 Super Cub de 1958 casi fue destruido por un oso, gracias a una hielera dejada dentro del avión con cebo de pesca.

Esta historia parece una obra de ficción, pero debe haber sido realidad porque el registro de la FAA (Federación Aeronáutica de Estados Unidos) señala que el último certificado de aeronavegabilidad del avión se emitió en 2017, varios años después del incidente. ¿Pero cómo? ¿Cómo puede volar un avión reparado con cinta adhesiva?, reseñó Gizmodo. 

La cinta utilizada en esos aviones no es cinta adhesiva común, a pesar de las apariencias. Esta cinta se llama cinta de velocidad o cinta de papel de aluminio y funciona de manera un poco diferente a la cinta plateada que estás acostumbrado a ver. Este tipo de cinta no solo es buena para las mismas velocidades a las que puede volar un avión, sino que también es sensible a los cambios de presión y temperatura, como lo explica el piloto profesional y YouTuber Mentour Pilot , en un vídeo.
 

Comparte esta noticia